Valoración más que positiva de la 8º edición del Festival Internacional de Teatro de Feria “Parque de las Marionetas 2017


Con una cierta perspectiva, una vez pasado el  “calorcillo” del final de la 8º edición del Festival Internacional de Teatro de Feria “Parque de las Marionetas 2017”, es el momento del balance.

Venimos valorando en las últimas ediciones que el Festival crece cada año, se mejora la programación, se realizan más actividades y cada vez tenemos más visitantes y espectadores, este año también hacemos una valoración muy positiva. Intentamos ser siempre muy rigurosos y trabajar de manera racional y sostenible, para garantizar que el proyecto funcione en las más  variadas situaciones, con recortes o sin ellos y con mayor o menor disponibilidad económica.

Este año hemos tenido  82.500 visitantes (una media diaria de 16.500). Es cierto que hemos contado con un día más de programación, en cualquier caso supone un  incremento del 28% respecto a 2016. Pero lo más interesante es que el coste por espectador sigue bajando cada año, este año 1,20€ frente a 1,32 de 2016 o los ya lejanos 2,51  euros de 2011. (Ver cuadro adjunto con todos los datos)

Nuestro objetivo es siempre conseguir una programación de calidad que compagine la tradición del Festival con nuevas propuestas y la creación contemporánea. Nuestra especialización, además de su atractivo festivo que siempre ha excitado la imaginación de la gente menuda y el público familiar, se basa en sorprender cada año  y esto es posible y casa muy bien con los títeres, las marionetas y las artes de feria,  programar disciplinas muy variadas, desde las más tradicionales hasta las más de vanguardia, unas veces dentro de los límites convencionales del género, y otras muchas en los aledaños del mismo, en esa amplia área que muchos llaman “las artes asociadas a la marioneta”.

Con esta filosofía este año hemos desarrollado un programa con 336 funciones, lo que supone algo más del 10% respecto al año pasado, a estas actuaciones se suman como todos los años juegos, talleres y performances de acceso libre en el horario de apertura del Parque y que este año hemos incrementado para satisfacción de nuestros usuarios/as.

La programación que este año ha tenido algunas novedades  de formato y contenidos ha resultado en general de una alta calidad artística.  El espacio dedicado al talento local que se desarrolló a lo largo del todo el Festival en la Carpa de los Prodigios demostró la vitalidad de nuestros creadores zaragozanos que junto al resto de compañías aragonesas participantes demostraron un altísimo  nivel y el buen momento  creativo del sector de las artes escénicas en Aragón.  Elena Millán de los Títeres de la Tía Elena fue el Premio del Festival a toda una trayectoria.  Por otra parte resultó una buena solución el cambio de las actuaciones musicales que todos los años se desarrollaban en el escenario  del Quiosco de la Música (impracticable por desperfectos)  a un nuevo escenario musical que permitió una mayor cercanía con el público  y menores interferencias con otras actividades  desarrolladas en la zona del Quiosco.  Merece también  un reconocimiento el alto nivel de las compañías internacionales, entre ellas la Cía Créature (Francia) recibió el Premio al mejor espectáculo de Teatro de Feria por su propuesta “Les Irréels”. Recordemos que este año en el Festival había propuestas de 14 procedencias geográficas diferentes. 7 Países: Francia, Reino Unido, Rusia, Italia, Dinamarca, Argentina y España. 7 Comunidades Autónomas: Andalucía, Cataluña, Valencia, Murcia, País Vasco, Castilla León y Aragón. En total 24 formaciones artísticas. 7 Compañías Internacionales (29 %), 6 Compañías Nacionales (25 %), 11 Compañías radicadas en Zaragoza y/o Aragón (46 %) y 6 Puestos de artesanos y expositores.

Otro aspecto que merece la pena destacar en la valoración positiva de este año – y es algo que empezamos a notar ya en las anteriores ediciones-, es que el Festival está siendo un referente para otros Festivales españoles en dos vertientes, por un lado respecto a programadores que vienen a ver a las compañías programadas, y estos profesionales son cada año más en número  y otra vertiente es que el modelo de festival se empieza a replicar en su formato y desarrollo en otras ciudades españolas.

Por delante tenemos nuevos retos para 2018. Y en eso estamos ya. Gracias a todos por haberlo hecho posible un año más: Público, compañías, profesionales y técnicos.


Foto: Público en el acto de entrega de premios del Festival el día 14 octubre de 2017.