Gala del Teatro 2015

Intervinientes_gala_2015

 

CELEBRACIÓN DEL DÍA MUNDIAL DEL TEATRO 2015

El día 23 de marzo de 2015 la Asociación de Artes Escénicas Asociadas de Aragón (ARES. Aragón Escena)  celebró en Zaragoza el Día Internacional del Teatro., en colaboración con el  Teatro de las Esquinas, el Ayuntamiento de Zaragoza y la Denominación de Origen Somontano.

incon-albumVER Y DESCARGAR  FOTOS DE LA GALA

Sobre el escenario de las Esquinas se pudo ver  los trabajos de Circo La Raspa, Lagarto Lagarto (que representaron El tren que perdimos), Ana Continente (y su Coxígeno), Elaine de Valero (quien cantó Over the rainbow), la Orquesta de las Esquinas (que cerró la gala y confraternizó con el público lanzando una serie de bolas que estos devolvían) y un espectacular dueto de Jorge Usón y Gabriel Latorre, con Carmen Sainza al piano, que interpretaron Hoy puede ser un gran día.

Más allá de las sensaciones y el buen hacer de las artes escénicas de la comunidad, la presidenta de Ares, María López-Insausti realizó un repaso a los números del año para las compañías de la asociación. En el 2014 se estrenaron ocho espectáculos, se realizaron 1.584 actuaciones lo que supusieron 225 puestos de trabajo directos y más de 300 indirectos y un volumen de negocio de 2.135.800 euros.

Leer Discurso completo de la Presidenta de ARES

 

GALARDONADOS

Premio Revelación, a
CIRCO LA RASPA
Entrega: Paco Paricio, de Titiriteros de Binéfar

Premio Año de las Luces, a
CARLOS ANSOTEGUI
Entrega: Ana Pavía,  Secretaria  General del Sindicato de Actores de Aragón

Premio Artes Escénicas y Pedagogía, a
ASSOCIATION  K@LEIDÒS
Recoge: Arrate  Domínguez y Hermelinda Puyod
Entrega: Marisa Nolla. Profesora de la Escuela Mpal. De Teatro de Zaragoza

Premio Aragoneses por el mundo, a
JORGE USÓN
Entrega: Carlos Martín, Director de Teatro del Temple.

Premio Trayectoria, a
GABRIEL LATORRE
Entrega: Antón Castro, Escritor y periodista

Premio Honorífico, a
JOSÉ LUIS PELLICENA
Entrega: Jerónimo Blasco, Consejero de Cultura del Ayto. de Zaragoza.

Premio In Memóriam , a
COCO FERNÁNDEZ, músico y compositor
Recoge: Azucena Roda
Entrega: David Angulo, Músico.

PILAR MOLINERO, actriz.
Recoge: Santiago Meléndez
Entrega: Laura Plano,  Actriz

La gala fue conducida por los actores Joaquín Murillo y José Luis Estéban, y dirigida por Carlos Martín y Joaquín Murillo, coordinada por Alfonso Plou con la producción de Ana Abán. De Jefe Técnico, Tatoño Perales.

 

EN LA PRENSA

   Heraldo de Aragón  Ampliar en pdf                       El Periódico de Aragón.  Ampliar en pdf

 

   >> Descargar Dossier de Prensa de la Gala (Completo  todos los días – todos los medios)

 

invitaciones_2015

 Autor del Mensaje del Día Mundial del Teatro 2015: El director polaco Krzysztof Warlikowski

krzysztof_warlikowskiKrzysztof Warlikowski es un director polaco de  teatro y ópera de carácter provocador y asombrosa capacidad para renovar la escena. Nació en 1962. Estudió filosofía, historia y filología en la Universidad Jagelloniana de Cracovia. En 1983 abandona Polonia y se traslada a París para cursar un seminario de teatro clasico en la École Pratique des Hautes Études  y  filosofía, lengua y literatura francesa en la Sorbona.

En 1989 vuelve a Polonia para estudiar con el prestigioso director polaco Krystian Lupa en el Teatro de Cracovia. También ha tenido el privilegio inestimable de poder trabajar con directores de la talla de Peter Brook,Giorgio Strehler e Ingmar Bergman lo que ha contribuido, y no poco, a que su carrera fuera meteórica.

Ha dirigido obras de Shakespeare, autor en el que se ha convertido en un especialista, y también de dramaturgos contemporáneos como Koltes o Kane. Las fuentes de inspiración de la mayor parte de sus propuestas creativas son la  Biblia y el mundo clásico.

Producciones destacadas:

Iphigénie en Tauride, Opera de París, 2006
El caso Makropoulos, Teatro Real, 2008
Macbeth, Monnaie, 2010 

Mensaje para la Jornada Mundial de Teatro 2015 del director polaco Krzysztof Warlikowski

Resulta más fácil encontrar maestros para el teatro, lejos del teatro. Por lo general, son aquellos a los que no les interesa el teatro como máquina de reproducción de clichés y convencionalismos. Son ellos quienes encuentran fuentes y vivas corrientes de ríos, que esquivan en su recorrido a las salas de teatro y a la incalculable masa de personas encerrada en ellas cada día, entretenidas con la imitación de cualesquiera mundos. Imitamos, en vez de crear mundos propios, concentrados e, incluso, subordinados, al diálogo con el público y con los afectos, que fluyen escondidos, y que justamente el teatro, mejor que nadie, es capaz de revelar.

La mayoría de las veces, encuentro a estos guías en la prosa. Continua y diariamente, pienso en aquellos escritores que hace alrededor de cien años describieron proféticamente, a pesar de su moderación, el crepúsculo de los dioses europeos, que ha sumido a nuestra civilización en una penumbra aún hoy no iluminada. Me refiero a Franz Kafka, a Thomas Mann y a Marcel Proust. Hoy, me gustaría incluir en este grupo de profetas a John Maxwell Coetzee.

Su presentimiento compartido sobre el inevitable fin del mundo, no en un sentido planetario, sino del modelo de relaciones interhumanas, el orden social y las revueltas, nos acompaña hoy de forma abrumadora. A nosotros, quienes vivimos después del fin del mundo, testigos de los crímenes y los conflictos que incendian cada vez nuevos territorios, antes incluso de que los omnipresentes medios de comunicación lleguen a difundir la noticia. Incendios que, pese a todo, rápidamente aburren y desaparecen de las páginas de los periódicos. Nos sentimos desamparados, aterrorizados y acechados. Ya no somos capaces de construir torres, y los muros que empecinadamente levantamos, no nos protegen del peligro. Bien al contrario, ellos mismos exigen seguridad y cuidado, consumiendo gran parte de nuestra energía vital. Y ya no tenemos fuerzas para intentar contemplar aquello que está más allá de la valla, detrás del muro. Precisamente, en torno a esa realidad, debería existir el teatro, y es en ella en dónde ha de buscar su fuerza. Asomarse allí, dónde la mirada está prohibida.

“La leyenda quiere explicar lo inexplicable. Como nacida de lo profundo de la verdad tiene que volver a lo inexplicable.” Estas palabras, que Kafka atribuye a la metamorfosis de la leyenda de Prometeo, remiten fuertemente a lo que considero debería ser el teatro. Y es este teatro, cuyo origen está en lo profundo de la verdad y cuyo fin se encuentra en lo inexplicable, el que deseo a todos los trabajadores del teatro, tanto a quienes están encima del escenario, como a quienes lo hacen desde el patio de butacas. Lo deseo de todo corazón.

Krzysztof Warlikowski

Traducción:
Jaroslaw Bielski. Director y actor de Réplika Teatro de Madrid
y de su hijo Mikolaj Bielski.

Con la colaboración del Instituto Polaco de Cultura en España

 

El Día Mundial del Teatro

El Día Mundial del Teatro fue una iniciativa lanzada por el Instituto International del Teatro (ITI) en 1961. Es celebrado todos los 27 de marzo por los Centros del ITI y la comunidad teatral de todo el mundo. Numerosas manifestaciones nacionales e internacionales son organizadas para celebrarlo, siendo una de las más importantes la lectura del ‘Mensaje internacional del Día Mundial del Teatro’, momento durante el cual una personalidad de las artes escénicas es invitada a compartir sus reflexiones sobre el teatro y la paz en el mundo. El poeta, dramaturgo y cineasta francés, Jean Cocteau, fue el autor del primer Mensaje Internacional en 1962.

Gala_2015_cartel

 

Ampliar Cartel 

asistentes_gala_2015

Imagen de la Gala 2015