¿Es la cultura segura? Si, decirlo a los cuatro vientos

21.07.2020
|
cultura-segura-imagen

cultura-segura

Ante la gravedad de los últimos acontecimientos, todos los sectores culturales nos hemos unido para salvar la cultura.

Os pedimos de forma urgente que compartáis AHORA, lo antes posible, el hashtag #laculturaessegura.

Es imperativo que entre todas y todos compartamos de forma masiva y hagamos saber a toda la ciudadanía y a todas las administraciones que LACULTURAESSEGURA gracias a nuestra responsabilidad y gracias a la responsabilidad del público.

#laculturaessegura
AHORA
DE FORMA MASIVA

 

Dado su interés reproducimos el artículo publicado por Teknecultura el 20 de julio de 2020.

Festival de Teatro Clásico en Pedrola (Zaragoza). "Noches de Teatro". Versiones contemporáneas de obras clásicas. Un entorno seguro para disfrutar de un evento cultural. Imágenes gentileza de Teatro del Temple

Foto del Festival de Teatro Clásico en Pedrola (Zaragoza). «Noches de Teatro». Versiones contemporáneas de obras clásicas. Un entorno seguro para disfrutar de un evento cultural. (Gentileza de Teatro del Temple)  

¿Es la cultura segura?

Los contagios de COVID-19 no se producen de forma uniforme, la pandemia no se expande como una mancha de aceite, sino a través de puntos y actividades concretas, algunas con mayor poder de contagio para reunir un conjunto de características especialmente adecuadas para la propagación del virus[1]. Y la actividad cultural parece cada vez más encasillada, junto a otras actividades de ocio, entre las especialmente peligrosas[2].

¿Es realmente así? ¿Qué sabemos (y con qué grado de seguridad lo sabemos) sobre el peligro de contagio en espacios como teatros, auditorios, cines o museos?

“…la actividad cultural parece cada vez más encasillada, junto a otras actividades de ocio, entre las especialmente peligrosas”

Sabemos que no consta ningún rebrote o contagio en estos tipos de espacios, ni aquí, ni en ningún lugar del mundo[3]. Sí se han reportado contagios en espacios con alguna característica similar pero con claras diferencias: son espacios en los que la interacción y conversación entre personas es significativa, como restaurantes, bares, o espacios de ocio nocturno, karaokes … o en los que el tiempo con proximidad es mucho más alto, como centros de trabajo[4].

Sabemos que el contagio es fundamentalmente por el aire[5], a través de gotas de diferente tamaño excretadas a través del aliento y, especialmente, cuando hablamos (con más intensidad cuando lo hacemos llamando o proyectando la voz, el ensayo de coral del que todos hemos oído hablar sería un caso paradigmático en este caso). No sabemos a ciencia cierta aún la influencia del tamaño de las gotas[6]. Parece que el virus viaja preferentemente en gotas de tamaño grande que caen por gravedad antes de los 2 m, pero hay cada vez más indicios de que en algunas circunstancias se puede propagar también en gotas más pequeñas y aerosoles[7].

Si hay transmisión por aerosoles, el aire acondicionado o las bombas de calor sin unos filtros efectivos[8] pueden ser un enemigo al hacer circular partículas con capacidad de contagio que de otra manera tendrían un recorrido más corto. Con filtros efectivos podrían ser aliados renovando el aire.

Sabemos que la distancia es el mejor firewall contra el virus. Una distancia que no hace falta entre unidades familiares y podemos reducir entre personas que utilizan mascarillas certificadas de manera correcta. Las mascarillas utilizadas correctamente son un sistema muy eficaz para evitar contagios, incluso ante la posibilidad de contagio por aerosoles[9].

“…podríamos decir que, con distancia y mascarillas, los espacios culturales reúnen muchos menos factores de riesgo que la asistencia a un restaurante cerrado, un bar de copas, una discoteca, una fiesta de cumpleaños o la celebración de una boda”

Los hidrogeles u otras medidas de desinfección extraordinarias son efectivas para eliminar el virus y pueden ser un elemento más para reforzar la confianza aunque podrían no ser imprescindibles, ya que la posibilidad de contagio por contacto con superficies u objetos estaría, al menos, lejos en probabilidad a la aèria5.

Con todo esto podríamos decir que, con distancia y mascarillas, los espacios culturales reúnen muchos menos factores de riesgo que la asistencia a un restaurante cerrado, un bar de copas, una discoteca, una fiesta de cumpleaños o la celebración de una boda.

Hay que pedir al gobierno y a las autoridades competentes sensibilidad para los matices. Si bien el sector cultural no es un sector de gran peso en el PIB como para tener en cuenta el impacto económico de su cierre si lo comparamos al turismo o la Nissan, es un sector de gran valor añadido más allá de lo económico. En los matices y en tratar de forma específica el sector de las artes en vivo, puede estar su supervivencia.

Teniendo en cuenta estos matices necesitamos una hoja de ruta específica para la actividad cultural, un plan conjunto para todo el sector, con aval científico, con todas las fases de “desescalada” que sean necesarias (una recuperación gradual pero estable y sin pasos atrás será mucho mejor para el sector que una aceleración voluntarista). Un marco que defina como desarrollar la actividad cultural para cada escenario o fase que nos encontraremos a partir de ahora[10], que cuente con el consenso de administraciones y consejos epidemiológicos, que cuente con el sector y tenga en cuenta los esfuerzos que está haciendo para hacer segura la actividad, que tenga en consideración los hechos y los argumentos particulares de la actividad cultural, y que sea la referencia mientras tengamos que convivir con el virus. Unas normas conocidas por organizaciones y audiencias que generen confianza, y eviten a unos y otras incertidumbres y repentinos pasos atrás que dañen los avances que tanto cuestan alcanzar.

“…necesitamos una hoja de ruta específica para la actividad cultural, un plan conjunto para todo el sector, con aval científico, con todas las fases de “desescalada” que sean necesarias”

Con prudencia, un mejor control de la pandemia por parte de las administraciones responsables con la detección primera de los casos y el seguimiento de los contactos, y confiando en la responsabilidad por parte de todos y cumplimiento socrático de las normas acordadas, podremos ser razonablemente optimistas y confiar en que nuestras salas se llenarán cada semana un poco más en un proceso que durará meses.


[En la redacción de este artículo han colaborado la Dra. Francesca Ribas y el Dr. David Pino, investigadores de la Universidad Politécnica de Cataluña, y ha contado con el privilegio de recibir información cualificada por parte de la Dra. Clara Prats y el Dr. Daniel López, investigadores del Grupo de Investigación en Biología Computacional y Sistemas Complejos de la misma universidad, y por parte del Dr. Josep Mª Ramon, Catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Barcelona, que además, han sido generosos con su preciado tiempo para revisar y enmendar el artículo, para asegurar que todas las afirmaciones son correctas a la luz de la información disponible en este momento]


[1] https://www.sciencemag.org/news/2020/05/why-do-some-covid-19-patients-infect-many-others-whereas-most-don-t-spread-virus-all

[2] A las medidas aprobadas por el Gobierno de la Generalitat de Catalunya el 17 de julio para Barcelona y parte de su área metropolitana (https://canalsalut.gencat.cat/ca/salut-a-z/c/coronavirus-2019-ncov/ciutadania/represa-de-la-normalitat/mesures-per-contenir-els-brots/barcelona/) los teatros, los cines y otros equipamientos culturales quedan suspendidos de actividad, con posibilidad de excepciones que han de requerir los ayuntamientos, los museos con aperturas restringidas, mientras en el caso de los restaurantes las limitaciones se quedan en el aforo. Este tratamiento especialmente restrictivo de la actividad cultural ha estado cuestionado por algunos gobiernos municipales y motivado una rápida respuesta con campañas como #laculturaessegura o #culturasegura a iniciativa de diversas organizaciones. Con todo, algunas actividades ya han quedado canceladas ante la incerteza https://www.lavanguardia.com/cultura/20200719/482382040138/cultura-reivindica-nits-del-forum-laculturaessegura.html

[3] https://biocomsc.upc.edu/en/shared/20200626_report_web_92.pdf

[4] https://wwwnc.cdc.gov/eid/article/26/9/20-2272_article

[5] https://www.thelancet.com/action/showPdf?pii=S1473-3099%2820%2930561-2

[6] https://www.nytimes.com/2020/07/04/health/239-experts-with-one-big-claim-the-coronavirus-is-airborne.html

[7] https://www.medrxiv.org/content/10.1101/2020.07.13.20153049v1

[8] https://www.epa.gov/indoor-air-quality-iaq/what-are-ionizers-and-other-ozone-generating-air-cleaners

[9] https://www.nature.com/articles/jes201642

[10] Actualizar el plan específico del Procicat http://interior.gencat.cat/web/.content/home/030_arees_dactuacio/proteccio_civil/consells_autoproteccio_emergencies/Coronavirus/fases_confinament/plans-de-desconfinament-sectorials/2020_07_17-DC-Pla-de-represa-de-la-cultura-popular-i-les-associacions-culturals.pdf para la situación actual y futura, definiendo diferentes niveles de medidas en base a los indicadores

Fuente: Teknecultura

Leer entrada anterior
microcreditos-AZ
El Ayuntamiento de Zaragoza pone en marcha Microcréditos para autónomos y pequeñas empresas

El Ayuntamiento de Zaragoza pone en marcha una línea de ayudas pionera para apoyar a los autónomos y las pequeñas...

Cerrar